De todo un poco, Hechos verídicos, Musikita sin ventana, Sonorama, Suigeneris, Textos escogidos

Lisboa de mil amores (II)

O meu tipo de Fado, quero-o ligado ao meu ritmo cardíaco, ao meu sopro respiratório (…). A saudade é aquele sentimento indizível, aquela dor que faz bem

Lula Pena

rua saudade 2

Se suele decir que a las bellas ciudades les sobra el tráfico, pero esa afirmación es más cierta en Lisboa. Porque las calles lisboetas han sido hechas para ser andadas, transitadas con detenimiento, como el que pasea por sus recuerdos, y si echas a caminar desde la plaza de Restauradores hasta el Rossio o la misma Plaza del Comercio, eres consciente de que ese momento lo vas a volver a evocar una y otra vez, cuando la distancia y el tiempo hayan intentado hacer mella en las imágenes que te ha dejado la capital portuguesa. Pero el olvido se va como vino; las piedras de Lisboa está sujetas con tristeza y con sonrisas agridulces. Uno presiente que la Alfama se quemó hace unos quice años, no hace falta que nos lo digan los lugareños, esa gente que se mete en las tabernas a cantar fados y que existe a partir de una farola que se apaga, de una vela que da luz a la luz más tenue y de unas mangas de camisa que se doblan a sí mismas para gesticular cuando toque cantar que vivir es una locura de amor.

Pero si no tienes dolor no vengas a Lisboa, porque sin dolor esto no se entiende.

Angelcaido

Hace ya más de una semana que volví de allí y sigo a su ritmo…

(Continuará) (Ver Lisboa I)

Estándar

13 thoughts on “Lisboa de mil amores (II)

  1. Pingback: Lisboa de mil amores (I) « Mirando las musarañas…

  2. Muy de acuerdo con lo del dolor. Y por supuesto con lo del tráfico aunque probablemente sobre en casi todas las ciudades.

    Me gusta el nuevo look, por cierto, la foto de cabecera es?

    Me gusta

    • Es Sintra, cerca de Lisboa, no lo conoces? Es como volver al siglo XIX… Esa foto la hice en abril.
      Antes de que acabe el año habré ido otro par de veces, seguro…

      Me gusta

    • Bueno, ya viste que esa foto está en tres tonos, hecha dos veces. Son los colores de la soledad…
      Me alegro de que te guste. Cuando la hice me acordé de ti, ya ves…

      Me gusta

  3. mx dice:

    Hola bea, cómo estás? me gusta mucho “nuestra nueva casa”, tuya y de nosotros, tus lectores.
    Sabes, este post y el anterior describen lo que transmiten tus fotos de Lisboa: una gran nostalgia!. Ojalá algún día pueda visitarla, aunque, quizás debería ser hoy que estoy un poco triste, para saber si es cierto que “sin dolor no se entiende Lisboa”… Por cierto, me gustó más la foto de cabecera que tenías ayer, recordé mi infancia cuando me extasiaba en esos rincones “mirando las musarañas”, aunque en ese entonces desconocía esta frase. Seguiré musarañeando por aquí.

    Mi sugerencia: podría ponerse un color de fondo al blog? Es un toquecito que le daría más vida! (en mi humilde opinión obviamente).

    Gracias por el tiempo invertido para esta re-decoración, bea!

    Un abrazo.

    Me gusta

    • Bien, me encanta que te guste. Probé con cuatro cabeceras distintas, no sé a cual te refieres -tal vez a la de los focos en la pared con el techo de vigas de madera-, pero dejaré ésta, de Sintra, que creo que es la que mejor queda. Ya explicaré el por qué de su relación con mirar las musarañas.

      En cuanto al color de fondo, esta plantilla en este alojamiento tiene sus restricciones. Yo cambiaría algunas cosas, pero lo del fondo no se puede hacer, aunque también prefiero que sea blanco, porque es el mejor para leer y he probado de muchos tipos en todos estos años. Al final, lo más sencillo siempre queda mejor. Pero como verás, he añadido un tonillo al fondo de alrededor que no le queda mal, para que te alegre más la vista, jaja.

      Un abrazo.

      Me gusta

      • mx dice:

        Justo a esa cabecera de los focos me refería, recordé la casa donde viví cuando era pequeña!… bueno, aquí la experta no soy yo, tienes razón, el blanco es el mejor fondo para leer, y ya se me alegró la vista con ese tonillo.

        Quiero saber cuál es el “truco” para leer estas musarañas, salto de un lado al otro y cuando me doy cuenta estoy muy disparada de donde estaba y si sigo así, nunca terminaré de leerlo, ….o ése es el propósito?

        Gracias bea, y hasta pronto.

        Me gusta

    • Bien, el propósito no es más que compartir, sugerir, descubrir, entretener… y, por qué no, a veces, embellecer las horas…

      Así que cada cual musarañea dentro de las musarañas, como las muñecas rusas… como la vida misma… siempre hay algo dentro de algo, y algo conectado a algo…

      No te empeñes en leer todo, las musarañas llevan desde el año 2004, si no recuerdo mal… y ahora está en su tercera temporada o alojamiento, desde 2006, así que… no acabarías.

      Pero se agradece saber que se hace sonreir a alguien, y más si está triste.

      Y no hay truco. O sí… La sinceridad y la generosidad no se están muy de moda, pero circula en un sentido y en el otro.

      Me gusta

      • mx dice:

        Hola Bea:

        Definitivamente se “embellecen las horas” de quienes pasamos por aquí, mirando, escuchando, aprendiendo, recordando y sobre todo SINTIENDO, por eso será que una vez que lo descubres, te sientes en casa, por la sinceridad y la generosidad que se sienten circular aquí.

        Gracias por compartir tus conocimientos, pero sobre todo por el tiempo que inviertes en ello.

        Un abrazo.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s