De todo un poco, Destacados en red, Recomendados

Recomendaciones blogueras

Ando un poco difusa ultimamente.

Así que hoy os traigo un puñado de interesantes apuntes ajenos que voy recopilando para compartir con vosotr@s. De todo como en botica, para que paseis un rato mirando estas musarañas escogidas.

Yo, superventas. Juan Goytisolo nos pone el espejo delante para que se nos caiga la cara de vergüenza. Lo que se vende no es más que mierda. Y la gente lo compra… Visto via Libro de Notas.

El libro de las preguntas. Un libro que me encanta de Pablo Neruda y que rescata Nuria en su Rascacielos.

Llenando el vacío. Uno de mis temas más zarandeados: la vacuidad. Del psicólogo Luis Muiño, os llenará.

Delfines jugando con burbujas. Una de las más meneadas ultimamente. Éste no os lo podeis perder. Un relajante ejercicio de envidia… Quien fuera delfín. Via A desgana.

Nuevas campañas pseudoecologistas de Repsol y Endesa. O de como nos venden la moto con el boom del cambio climático. Somos lo que gastamos… La vergüenza de caer en la trampa.

Edificabilidad. La especulación inmobiliaria vista por los ojos de un anciano solitario en un pueblo perdido. Un ejercicio de imaginación verídica desde Libro de Notas. ¿A dónde vamos? ¿De dónde venimos? ¿Dónde queremos vivir? ¿Quién es el incomprensible?

Los humanos y la soledad. Nuevo informe sobre-humano de un extraterrestre inteligente. Hernán Casciari vuelve a dar en la diana con su tira cómica acerca de lo idiotas que somos.

Machotes, bienvenidos a casa. De como la fascinación por viajar y conocer otros mundos nos sacuden la ignorancia y la tontería de creernos extraordinarios… y descubrir que en todas partes hay gilipollas, además de darnos cuenta de lo difícil que es dejar atrás todo lo tuyo para encontrar un hueco en la vida, permitiéndonos a los demás, los privilegiados, seguir siendo privilegiados…

En este local se juega!! Admitamoslo: vivimos inmersos en un mundo de corrupción permitida y ahora nos asombramos de lo sucedido en Coslada. Dan ganas de salir corriendo… En este mundo parece el tonto hazmerreir el que no roba ni engaña ni mata.

El mito del guión en Casablanca. ¿Cual es la verdadera historia de que el guión de esta extraordinaria película era casi un secreto para los que la hicieron? Qué más da, si es una joya que me encanta visionar una y otra vez, y que Sam la vuelva a tocar una vez tras otra, como si fuera la primera…

Una pareja de gays acoge a más de cien niños. Una historia conmovedora. Y luego vienen los estúpidos a contarnos de la perversidad de adoptar por parte de homosexuales.

Mendigos con página web. Increíble historia de unos mendigos que me arrancaron una sonrisa hace poco en el centro de Madrid. Sinceros, entrañables… adaptados a su tiempo. ¿No se merecen un donativo sólo por el morro que le echan y la sonrisa que nos sacan? Más que muchos que otros que nos roban con traje y corbata…

El imperio del consumo. Eduardo Galeano vuelve a sacarnos los colores con la aguda reflexión acerca de nuestra civilizada e irreprochable sociedad de bienestar y consumo. Y luego ponte a pensar… Via Libro de Notas.

Los instrumentos inclasificables de Les Luthiers. ¿Quién no conoce a estos argentinos irrepetibles? ¿Quién no se ha quedado fascinado con los instrumentos imposibles que sacan a escena? Todo un despliegue de imaginación sonora con videos mostrándonos sus singulares instrumentos.

Tradiciones internacionales. ¿Increíble afición que mezcla bruterismo con infanticidio potencial? En todas partes se cuecen habas de éstas. El ser humano no deja de sorprenderme…

La venganza de los elefantes. ¿Se rebela la naturaleza contra las tropelías que generamos? Desconocemos tanto de nuestros parientes animales…

Tremendo físico. ¿Es la piel y su color lo que nos hace? Pal nos lleva de la mano a machacar uno de tantos prejuicios… Qué terrible sensación sentirnos sospechosos de lo peor o lo mejor simplemente por nuestra cara. O de cómo nuestra cabecita está llena de absurdas mentiras que creemos para ordenar el mundo.

Me cago en el buen gusto. Para acabar unas risas. Un repaso a inclasificables portadas de vinilos. ¿Quién coño diseñó esto? Me asusta pensar que creían tener buen gusto… Porque ahora quizá pasa lo mismo… ¿No es mejor hacerlo bonito que horroroso?

Bueno, no sé si me he pasado, porque tengo guardadas por ahí otras cuantas más… Pero para pasar el finde vais servidos con estas musarañitas ajenas sin desperdicio.

Que paseis un buen fin de semana.

Estándar

9 thoughts on “Recomendaciones blogueras

  1. Pues sí mira, tienes razón. ¿Ves esa crucecita con forma de aspa que hay en la pestañita arriba a la derecha donde está el blog? Pues le das ahí y listo. ¿Cómo no se me ocurrió antes? Gracias

    Me gusta

  2. (juajajajajajaja hay gente pa’to’o… )
    Pues yo, no… este… gracias por la mención es un honor.
    Y ya me daré la vuelta por esas recomendaciones.
    Besotes.

    Me gusta

  3. ELENA dice:

    Querida Musaraña, tu blog me encanta.
    Pero criticar el consumo está muy visto, ¿ no?
    El consumo es el motor de la economía: la dependienta de Zara, de la tienda de chorraditas, o de cualquier otra así, vive y no tiene que emigrar, precisamente, por nuestro consumo inútil. La camarera sudamericana viene aquí porque su país, carente de capacidad de consumo, no le puede ofrecer un trabajo como el que desempeña aquí.
    ¡ Ojalá en Ecuador puedan comprarse coches, modelitos de Zara y chorradas varias!. Así los pobres ecuatorianos no tendrán que emigrar a nuestro país.

    Me gusta

  4. Pal: ya sabes que todo entre la gente es retroalimentarse… Besotes.

    Elena: tus argumentos me dejan fría. Criticar el consumo está tan visto como darnos la paliza con el cambio climático, no? No vivimos en el mejor de los mundos tal y como está planteado y tal vez criticar y mostrar algo reflexivamente pueda hacernos cuestionar o cambiar nuestros hábitos, no crees?

    También la guerra da muchos puestos de trabajo y genera investigación y desarrollo, como este invento de internet que tanto nos ha cambiado, pero esa no es razón para alimentarla y vivir sin pensar.

    Claro que necesitamos consumir, y eso genera puestos de trabajo, pero tal vez exportar modelos de vida exagerada, desigual y, sobre todo, profundamente vacía, no sea la mejor forma de sacar a los países pobres de su pobreza.

    Se podría empezar por no robar tanto, ni distribuir tal mal la riqueza, ni sobreexplotar los recursos ni explotar a las personas, y consumir de un modo más responsable.

    Precisamente que nosotros vivamos comprándonos más coches, o modelitos de Zara que no necesitamos hechos tal vez por manos pobres y otras chorradas que intentan llenar otros vacíos, se lo tenemos que agradecer a que la brecha entre los países pobres y ricos sea cada vez más grande.

    Simplemente es una reflexión, que para eso están las cabezas.

    El mundo seguirá girando igual…

    Y gracias por disfrutar el blog.

    Me gusta

  5. sui, que bien que respondes… a los cortos y a las largas.
    Te apoyo en todo, somos dos.
    Aparte, no todo es moda en cuestión de opiniones, algunas reflexiones no por mucho escucharlas dejan de ser ciertas.

    Me gusta

  6. ELENA dice:

    Yo no estoy hablando de estilos de vida, ni de vidas vacías o llenas; simplemente de que el consumo, en general, mueve las economías y que muchísima gente ( gente normal y corriente que no explota a nadie vive del consumo ajeno de cosas que no son estrictamente necesarias, o sí) y hay una crítica en general del mismo que me resulta muy simplona.

    ¿ Por qué asocias el consumo en tu comentario con palabras como robar, llenar los vacíos, o sobreexplotar?. A ese discurso me refiero. Esas cuestiones no están relacionadas con el consumo, sino con la naturaleza del ser humano.

    Me gusta

  7. ELENA dice:

    Me refiero a que en la Edad Media el ser humano tambía explotaba al otro y no estaba el consumo por medio.
    De hecho, hasta se quemaba gente en las hogueras.

    Me gusta

  8. Elena, entiendo lo que dices, claro que todos consumimos. Pero se trata de un estilo de vida y de desarrollo (?) basado en el consumismo lo que se critica.

    Y la desigualdad y la injusticia se repite a lo largo de la historia y la geografía, pero en los tiempos en que vivimos tenemos un mayor acceso a otras herramientas de información y pensamiento.

    En cualquier caso, yo soy de las que siempre me pregunto hasta qué punto las personas normales y corrientes, como tú dices, somos inocentes o no, tenemos conciencia de lo que conlleva cada uno de nuestros simples actos, o de cómo llegamos a conseguir y a costa de qué, cualquier cosa que forma parte de nuestra vida.

    Será que somos más simples de lo que creemos y todo lo complicamos…

    Efectivamente, la naturaleza humana…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s