Cinefilias, Musikita sin ventana, Recomendados, Sonorama, Trailers, Ventanucos

Todo después tiene un antes y viceversa…

…Y a veces, entre ambos no hay mucho. La vida misma.

Ultimamente alguien me hace buenos y preciados regalos. Ella sabe que es ella.

En esta ocasión fue cine.

Siempre digo que me gusta que me cuenten historias. Y si en esas historias me reconozco a mí misma (aunque no sea tan atractiva, ja, como los protas) de alguna forma y me hacen creer en algo, pues mejor.

Se trata de dos películas separadas por nueve años, que realmente cuentan una historia de amor que se interrumpe y sigue nueve años después, con los mismos actores. Dicho así no parece decir mucho, ni viendo el trailer os dirá gran cosa. Si no os gustan las películas donde lo único que pasa es gente hablando ni os molesteis en verla, pero no sabeis lo que os perdeis.

Encuentros, compartirse fugazmente, filosofía de andar por casa, temores, segundas oportunidades,… sencillez, buenos diálogos, bajo presupuesto, las calles de París y Viena, buena música, buena gente,… sueños, magia.

Y mi vida misma en un extremo, aunque sea cogido por los pelos. Es curioso que mucha gente quiere películas que le evadan de la realidad y buscan historias fantasiosas y grandes efectos especiales para alejarse de su mundo. A mí sin embargo me gustan las películas que me acercan al mío desde otra perspectiva, que me hacen comprenderlo, o que lo impregnan de cierta magia. Historias que podrían ser reales.

A mí es que me encanta vagar por una ciudad que no es la mía en buena compañía. Es mi idea de un buen momento. ¿Sólo un momento? Somos memoria, digo mucho ultimamente… Recuerdos de Viena y París…

No es una comedia romántica al uso, ni almibarada ni cursi ni pesada. Siempre te quedarás con ganas de más. Pero quizá ahí está la magia de esta historia, como lo está en la vida misma: ganas de más.

Y como detalle, ganadora del Oso de Plata al mejor director en el Festival de Berlín, en su primera parte.

Ah, olvidé decir los títulos: Antes del amanecer (Before sunrise, 1995) y Antes del atardecer (Before sunset, 2004), con Ethan Hawke, Julie Delpy y dirigidas por Richard Linklater.

Un fragmento de la primera, donde hablan de la reencarnación y se funden a miradas:

El trailer de la segunda (que no os dirá realmente mucho aunque hace referencia a la primera peli) lo podeis ver pinchando aquí.

Y os dejo de regalo una de las canciones (aquí teneis la letra que podeis traducir online ahí) que canta la misma Julie Delpy (deliciosa mujer), que ultimamente también le ha dado por la dirección y la música.

Huyendo del amor, cuando es lo que buscamos tanto…

No se vayan todavía, aún hay más: la canción que habeis oído en el video. Come here, de Kath Bloom.

Estándar

One thought on “Todo después tiene un antes y viceversa…

  1. J.T. dice:

    OH!!! Hablamos de dos de mis películas favoritas. Una historia sin trampas, sin giros absurdos de guión, con diálogos chispeantes, con dos actores que parecen crear a sus personajes con cada paso que dan, con sus miedos, deseos y debilidades. Adoquines, fuentes, parques, callejones, puentes, cafés, Nina, polvo de estrellas…

    También coincido en lo de Julie, me encanta su sonrisa gamberra.

    Como siempre un placer caer por tu casa.

    Buen día.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s