Usar y tirar

Bolsillos

Hay algo que detesto. Odio esos bolsillos de mentira de alguna ropa. Esas promesas de bolsillo con su botoncito o su cremallera, o su perfecta embocadura… para meter la mano o guardar tesoros… que luego resultan ser una mentira, una estafa, un fraude.

Nueva entrega de Usar y Tirar, que puedes leer completa aquí.

Estándar

11 thoughts on “Bolsillos

  1. Aja!
    Te voy a confesar un secreto.
    Hace muchísimo, cuando comencé mi negocio, hacía vestidos. Les ponía bolsillos en los laterales de las faldas. Mis competidores se burlaban de mí.
    ¿Dónde se había visto un bolsillo de pantalón en un vestido?
    Vendí más que nadie. Las mujeres se miraban al espejo con las manos en ellos, dándole la adecuada forma a la falda para sentirse más atractivas.
    Hay que ver…

    Me gusta

  2. Perdona que te responda aquí a una musaraña del 10 de noviembre de 2007, pero es que queda lejos y no sé si lo verás si te respondo allí. La titulabas: Marga Clark & Marga Gil Röesset y la ilustras y yo lo he encontrado en el repaso que hago regularmente en Google buscando cosas de Marga Gil Roësset. Mi mayor placer es hablar de Marga y vengo aquí a aclararte cosas, si te apetece. Tú has encontrado a Marga en el blog de Marga Clark y, claro, las relacionas porque, además es su sobrina y porque escribió un libro cuya portada era la foto de Marga Gil Roësset y donde, mezclado con su diario, ponía fragmentos del de su tía.

    Verás: Marga Gil Roësset fue un genio fugaz y absoluto, oculto durante sesenta y tantos años; yo le dediqué doce de mi vida e hice su exposición antológica con toda la obra y todo lo poquito que quedaba de ella; hice el catálogo, del que está hecha su página (que es la que has consultado y de la que has tomado las fotos y su firma (copiada por mí para el catálogo), también hecha por mí. Por eso, te puede parecer pueril, pero yo te pediría que pensaras en Marga Gil Roësset sola o, en todo caso, junto a su hermana Consuelo, otra mujer genial y quien escribía los cuentos que ella ilustró.

    Me quedan muchas cosas por hacer de ella: reeditar los cuentos que ilustró, los libros de canciones, reeditar el catálogo en forma de libro (se agotó en el acto), lograr una casa museo de ella y las otras tres mujeres geniales de su familia (su hermana, una tía y una prima suyas)… Te avisaré de todo lo que haga. Guardo tu dirección en mis favoritos.

    Estoy feliz de que hayas encontrado a mi Marga y de que te haya fascinado. Gracias por decirlo tan bien.

    Ana Serrano Velasco

    Me gusta

    • Marinela dice:

      Este comentario va destinado a dña Ana Serrano Velasco, de una lectora mas que llego a Marca Gil por causas que no vienen al caso.

      Estimada Sra Ana Serrano, me parece un poco dificil de entender y bastante cansino ke su nombre y sus criticas aparezcan contantemente en cuanto se pone el nombre de Marga Gil en la web y por mi parte me gustaria dar mi opinion que estoy segura comparten muchos de los lectores.

      Entiendo perfectamente que para Ud. el personaje de Marga se haya convertido en algo que considera suyo, personal e intransferible pero siento decirle que no es asi, Marga Gil fue una persona valiosa de por si, aparte de su maravilloso arte, es conocida por su tragica muerte por amor a Juan Ramon Jimenez. Entiendo que Ud se haya tomado su vida y su arte como si fueran suyos pero le repito que ni Marga Gil ni su historia ni su maravilloso arte le pertenecen a Ud. por muchos años que haya dedicado de su vida para sacar esta historia a la luz, asi que por favor deje de considerar a Marga de su propiedad porque sintiendolo mucho Marga Gil no es propiedad de nadie y mucho menos su obra, ni su vida por lo tanto el resto de los mortales tenemos todo el derecho a investigar sobre ella, escribir sobre ella, y poner o difundir toda la informacion sobre ella que nos plazca al igual ke su sobrina tiene todo el drecho a hacer las novelas que le vengan en gana sobre la vida de su tia.

      Señora Serrano, Marga se negó a asumir ciertas normas y por lo tanto se kito la vida y con todos mis respetos nadie tiene derecho a cortar las alas por las ke ella misma lucho. Marga no le pertenece a Ud ni a nadie, y si observara bien su obra y pensara realmente en su vida ¿cree Ud que ella estaria de acuerdo en que alguien la tomara como propiedad?

      Me gusta

      • Ana Serrano Velasco dice:

        De chiripa he visto esto y no sé por qué contesto, pero en fin. Ojalá alguien estudie y siga divulgando a Marga que no es de nadie y es de todos, porque los genios son de todos. A mí me cabe el orgullo de haberla dado a conocer a los demás y trato de corregir las inexactitudes y los lirismos falsos que aparecen sobre ella porque, de momento y gracias a algunos familiares suyos, son la mayor experta que hay sobre ella, por lo que he ayudado a bastantes personas que me lo han pedido sobre sus trabajos serios y rigurosos sobre ella. Queda mucho por hacer sobre ella, trabajo anónimo y laborioso que nadie hace y que yo he abandonado hace mucho porque tengo otros quehaceres. Pasarán los años, lo retomaré donde lo dejé, sin que nadie haya hecho nada y me diran que es que la tomo como mía, pues que sean felices 🙂

        Me gusta

  3. Gracias Ana, por tu trabajo y tus palabras.

    En realidad yo sólo cuento cómo llegué a ella y lo que me impresionó. Empecé por su sobrina y luego me llevó hasta ella, y su sobrina se difuminó después de saber de ella…

    Me gusta

  4. Estoy cansada de que la Sra. Ana Serrano me difame y persiga costantemente por mar, tierra y aire. Mi único pecado es llamarme Marga, ser la sobrina carnal de Marga Gil Roësset y haber escrito una novela, Amarga luz (Circe 2002), que es un testimonio novelado sobre mi vida, en la cual entra mi vivencia íntima y personal con mi tía Marga, por supuesto. Esta señora tiene un ataque de “celitis” y no me lo explico, porque según ella quiere reivindicar la memoria de mi tía Marga, pero quiere ser ella la única portavoz. No creo que mi tía, si levantara cabeza, estaría muy contenta viendo como esta señora,sin ninguna provocación por mi parte, trata de desprestigiarme en cualquier foro u ocasión. En fin, es la segunda vez que menciono a esta señora en seis años y espero que sea la última. Estoy muy contenta porque acabamos de ganar, mi tía y yo, el premio Villa de Madrid de poesía 2008 (Premio Francisco de Quevedo) por mi último poemario: El olor de tu nombre, en el que establezco un íntimo diálogo con mi tía Marga. Esta es mi forma de reivindicar su memoria y de sacar su nombre a la luz. Creo que las obras hablan por sí solas. Sus críticas infundadas y malos rollos, Sra. Serrano, sólo van a ensombrecer su camino y, por desgracia, oscurecer el aura tan lúminosa de Marga Gil Roësset, de la que Ud. se proclama tan neciamente portavoz exclusiva.

    Me gusta

  5. anamari dice:

    Hola “Anamari” como me presta encontrarte en la web y cuanto me emocionó leer tu artículo sobre el testamento de tu abuelo, es buenísimo, ya hace tiempo, tenía que haberte llamado pero supongo que a estas alturas te habrás dado cuenta de que soy muy perezosa para contactar, creo que te deje un mensaje en el contestador o algo así, un abrazo muy granda para toda la familia.
    MPPM

    Me gusta

  6. ATC dice:

    La señora Serrano Velasco no se ha enterado aún de que su infancia quedó atrás, de que la maravillosa infancia que vivió (su papá y su mamá por todos lados, y por extensión otros familiares) hace muchísimo que no existe aunque ella no sepa hablar-vivir de otra cosa, y de que plantear la vida a nuestros años como un “mi-mi-mi-mamá-papá-me-mima” además de pueril es ridículo. Pero la señora Serrano Velasco no quiere crecer, arrugada niña, y manosea los recuerdos como el de Marga Gil como si solo fueran de ella, cuando ni la entiende ni hace más que proyectarse en ella.

    Marga posiblemente no murió de desamor (el desamor fue la gota que derramó el vaso de su mente tan sensible y torturada como frágil) pero lo que sí es seguro es que no habría soportado un segundo a esta sobrina segunda redicha, empecinada en darnos lecciones a las que tenemos su edad, pero no su infantilismo, de lo maravillosa que es. ¡Cómo comprendo a Marga Clark, y a la sufrida hermana de Ana Serrano Velasco!

    ATC

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s