De todo un poco, Destacados en red, Suigeneris

Marga Clark & Marga Gil Röesset

Hoy descubro boquiabierta una musaraña de las antológicas: os invito a una historia.

Dejándome llevar por una marea poética sutil llego a la web de Marga Clark, una fotógrafa y poeta madrileña, con un site ab-so-lu-ta-men-te extraordinario. Por el fondo y por la forma. Se nota su formación cinematográfica a la hora de trabajar la poesía y de interpretar la vida, el tiempo, la muerte…

Y precisamente la muerte es tema de interés.

Resulta que Marga Clark es sobrina de una mujer que yo desconocía, y a la que dedicó una novela que tengo que encontrar: Amarga luz. Marga Gil Röesset: una mujer fascinante que se dedicaba a dibujar y esculpir. Recordad que estoy hablando de una mujer que murió en 1932. Una de tantas mujeres olvidadas, fuera de serie, adelantada a su tiempo, y, en este caso, con una amarga historia. Algunas de sus ilustraciones recuerdan a las de Saint-Exupery, pero fueron hechas mucho antes. Y algunas de ellas antes de cumplir los 15 años. Un genio autodidacta.

firma marga gil

Me zambullo en la historia de esta mujer gracias a otra web que descubro dedicada enteramente a su vida: ilustradora genial, enferma la mayor parte de su vida, de cuerpo y… de corazón… se suicida de un tiro a los 24 años por su extraordinario amor no correspondido por Juan Ramón Jimenez, casi 30 años mayor que ella.

Aquella tarde Marga era, y era morena pálida, de verdoso alabastro, con ojos hermosos grises, y pelo liso castaño. Sentada tenía una actitud de enerjía, brazos musculosos, morenos, heridos siempre de su oficio duro. Y al mismo tiempo ¡tan frájil! Llevaba el alma fuera, el cuerpo dentro.

Le dije al momento: “Amarga. Persa. Fuerte, viril”.

En su arte, escultura, pintura, también estaba siendo oriental. Una desvelada imajinación una fantasía sinuosa y delicada, enfondada en ritmo redondo, misticismo sensual. Con una gran personalidad enmedio, centro, médula, eje.

Juan Ramón Jimenez

margagilroesset

No os podeis perder ninguno de estos enlaces, porque vais a quedaros encandilados, como yo…

¿Os dije que adoro internet?

Los primeros celos de la historia: Eva y sus niños. (1932, Piedra, 40x43cm)

eva y sus niños

Ilustracion en tinta y lápices de color, para el libro infantil Canciones de niños:

ilustracion marga gil

Estándar

13 thoughts on “Marga Clark & Marga Gil Röesset

  1. claro, pero esto no lo puedo mirar en dos minutos que es lo que tengo ahora… ya volveré. Muy buen dato. Vuelvo… mañana termino mi trabajito (intenso pero corto… ya vuelvo)
    un besote

    Me gusta

  2. Pingback: Nick Drake: el arte de disfrutar la tristeza « Mirando las musarañas…

  3. No conocías a Marga porque no me lees a fondo…
    Lo primero que escribí cuando me contaste que existían las páginas personales y los blog:
    http://humano.ya.com/baltasaraceno/2.htm
    Siempre ha sido un personaje de mi interés y, aunque no sé hacer webs interesantes, estuve recopilando información sobre ella, escribí a la Fundación J.R.Jiménez, etc.
    Su sobrina (Marga Clark) publicó un libro sobre sus relaciones con su tía (a la que, por cierto, no conoció). Yo hablé con ella sobre ese libro en persona una vez. Sin embargo, la máxima experta sobre Marga (y otros) lo criticaron mucho (creo que con cierta razón).
    Me parece un personaje fascinante y sigo descubriendo cosas de ella. Aun por internet se puede comprar el primer libro que hizo con su hermana Consuelo cuando era una niña. Por cierto, su hermana, fue escritora infantil y murió hace poco. En un número reciente de la revista de la Fundación Giner de los Ríos puede leerse un artículo sobre ella.
    Enhorabuena por sacar a Marga en tu blog!
    Beso

    Me gusta

  4. Querido Aceno, te refieres a esa web tuya que tienes medio abandonada (tan abandonada que aún tienes enlazado mi viejo blog)?

    Te refieres a ese libro de Clark que menciono y linkeo en el post?

    Bromas aparte, me alegro de que este interesante tema sea una de tus obsesiones. En el fondo, dese cuenta… me hago la pregunta de si esto nuestro no será más que una curiosidad tan morbosa como la de las gentes interesadas por las historias del corazón, pero con un cierto buen gusto.

    Al menos en esta historia hay mucho arte y personas realmente interesantes.

    Doctor, no deja usted de sorprenderme… cuando ya pensaba que su vida giraba irremediable y patéticamente, en torno a un solo tema.

    Aceno, te adoro.

    Me gusta

  5. Hyeronimus dice:

    La mayor experta en Marga es quizás Ana Serrano, también familiar suya, sobrina de su hermana Consuelo.Le dedicó 12 años de su vida a recopilar todo lo que se ve en su web (que seguramente es la que habeis visto) y recuperar todo lo que Marga no destruyó para hacerle una exposición en el Circulo de Bellas Artes hace unos años.
    Maravillosa Marga, te lo dice alguien que tiene un original de uno de sus libros ilustrados, su foto en el escritorio del Pc y que también lleva tiempo buscando sus huellas…

    Me gusta

  6. Eugenia González Lemmo dice:

    En este momento termino de leer el libro de Marga Clark, no me pareció muy bueno, lo compré interesada en la relación Marga / Juan Ramón Jiménez y no en la biografía de la autora, a la que le dedica la mayor parte del libro. Pero debo reconocerle que me hizo ingresar en la búsqueda de mayor información sobre Marga Gil Röesset.

    Me gusta

  7. jose angel magadan dice:

    He leído algunos libros de Marga Clark y me parece una escritora notable.

    Pero más que nada -en particular- una poeta de gran calidad.
    Soy un lector de poesía muy selectivo.
    Y pocos poetas contemporaneos me han impactado con la fuerza con que lo ha hecho ella. En sus poemas tiene el don de tocar al punto mis fibras más sensibles.

    En cuando a los avatares existenciales-sentimentales de su tía, dibujante y escultora, no creo que se suicidara únicamente por desamor.
    Estamos hablando de una mujer viva, de una creadora capaz e inteligente
    y es poco probable que el poeta Juan Ramón Jiménez encarnase por sí solo el asunto cardinal de su vida. Quizá el desengaño amoroso coadyuvo
    al fatal desenlace, pero habría necesariamente otras razones que nosotros ignoramos que se vinieron a sumar a la anterior.

    De todos modos decidió quitarse la vida por propia voluntad. Se atrevió a dar el paso, el “último gesto”, del que hablaba Cesare Pavesse. Y a mí ello me infunde un profundo respeto.
    ¿Determinismo?
    ¿Azar estadístico?
    Y qué más da.
    ¡Al cabo, la Nada!

    Pero sí, es un personaje muy atractivo. También Marga Clark, su sobrina.
    Si os gusta la poesía podéis ignorarla.

    Me gusta

    • jose angel magadan dice:

      En el anterior comentario es obvio que he cometido una equivocación:
      a Marga Clark NO SE LA PUEDE ignorar como poeta.
      Una de las mejores. Tenerlo por seguro.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s