Cinefilias, La gente, LGTBI Colectivo, Trailers, Vaya mundo, Ventanucos

XXY

Otra película para apuntar en la lista.

XXY“, ópera prima de Lucía Puenzo, película candidata a los Óscar y a los Goya por Argentina, ganadora de varios importantes premios internacionales.

Esos dramas olvidados, personales, minúsculos, escondidos, callados… Más allá de un simple caso clínico de síndrome de Klinefelter (que en realidad no es tal, lo que ofrece un título efectista aunque discutible): qué somos, qué nos asusta, qué nos atrae, qué rechazamos.

Polémica asegurada por el tratamiento del film a este asunto, pero está bien poner de vez en cuando las cabezas a pensar…

Vía Blogdecine

NOTA DESPUÉS DEL VISIONADO (1.4.08): Es de las películas más malas que he visto en los últimos tiempos… Se queda en la superficie de… nada.

Estándar

2 thoughts on “XXY

  1. Este comentario me lo envia BLANCA:

    Hola: Por una buenisima amiga conocí tu blog y te felicito, pues es de lo más ameno e interesante. Esta amiga me llamó ayer al trabajo para comentarme que había visto en tu página una película premiada en Cannes llamada XXY. Y desde que pude entre en las imagenes y en tu comentario. Te confieso que me cabreé y me dolió tanto el argumento de la pelicula, que no pude seguir leyendo y lo terminé de ver todo en casa por la noche.Te comento esto, porque tengo un hijo varón de 16 años con síndrome de klinefelter(XXY)como tu aclaras y adjuntas información sobre el mismo.En tu comentario dices que esto no es exactamente lo que le ocurre a la chica de la película, ya que es hermafrodita.NO puedo comprender que la directora titule asi al film, sin haberse documentado previamente.Somos bastantes padres, bueno, sobretodo madres, las que estamos hace años luchando para que se conozca este síndrome. Para que estos chicos consigan integrarse normalmente en la sociedad;trabajando con ellos lo antes posible, informado en los colegios e institutos de secundaria de sus posibles dificultades escolares, no para que reciban un trato diferente, si no para que los ayuden en sus carencias.En definitiva intentando ayudarlos a ellos y a sus educadores facilitándoles toda la informacion posible.Por todo ello y el trabajo que nos cuesta explicar a nuestros hijos lo que les ocurre!! porque duele!! y a la sociedad, me jode un monton que se utilice “XXY” como título.Esto leva a muchisímas confusiones y dudo mucho que los espectadores al terminar la cinta, consulten lo que es el S. Klinefelter.Que desde luego su título impacta, si, porque entre otras cosas por ejemplo las películas gay del canal+, se alquilan entrando en el canal XXY.Desconozco si mi hijo será hetereosexual u homosexual, pero me da lo mismo, solo me gustaría que tomara el camino que tomara, al igual que el otro hijo que tengo; sea una buena persona y lo feliz que a rastos podemos ser todos los seres humanos.Gracias por aguantarme el culebrón. Un abrazo,Blanca.(Por cierto no he podido ver la peli pues aqui en Tenerife no la han puesto)

    Me gusta

  2. Creo que aún no ha llegado a las carteleras españolas.

    En la web de la película (que enlazo en el artículo) la directora aclara gran parte del caso clínico y de otras anomalías asociadas a los cromosomas sexuales o heterocromosomas.

    La película, como aclara la directora, no pretende ser la presentación de un caso clínico de XXY, sino un drama más complejo acerca de lo que está en las cabezas de las personas que rodean a la protagonista y sus prejuicios.

    El título puede que no sea el más acertado, pero tal vez viendo la película muchas personas se pongan a pensar en sus prejuicios. Y al final es posible que el título realmente no tenga importancia. La gente seguirá siendo ignorante si no va a documentarse, a informarse por otros medios. Y esta película no es un documental sobre el síndrome de Klinefelter. Yo creo que llamarlo XXY hace referencia a la ambigüedad de los deseos, al misterio que somos, a la icógnita de las decisiones, al complejo mundo del sexo, al mosaico de géneros que en realidad somos…

    No lo tomes como algo personal, como la historia de una persona con el síndrome de tu hijo… Míralo con la mente más abierta. Tres letras que pueden significar muchas cosas. A mí ese título me díce más que decir que equivale a “el caso de una persona con síndrome de Klinefelter”. No sé si me explico.

    La autora habla en la web de la película de intersexualidad y del hecho de enfrentarse al propio cuerpo que tienen estas personas, en las que la llamada normalización (hormonación, cirugía) se traduce en una metáfora de las amputaciones que genera el miedo a lo diferente.

    Llamarla XXY es una metáfora, un juego de letras e incógnitas relacionadas con el género, el sexo, la diferencia, lo desconocido…

    Y puedes explayarte todo lo que quieras en tus comentarios. Entiendo que estés indignada porque te toca la fibra más íntima y personal, pero creo que la directora se ha documentado bien sobre el tema. En cualquier caso el que sea ignorante seguirá siendo ignorante si no quiere remediarlo. Y todos, absolutamente todos, tenemos medios para salir de la ignorancia. No creo que los que vean esta película y les conmueva, sean de los que luego vayan a discriminar a las personas como tu hijo, créeme, más bien al contrario.

    En cualquier caso habrá que ver la película.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s