De todo un poco, Hechos verídicos, Suigeneris

Zascandileando por los montes (y II)

Estos son otros de los lugares que he podido ver en aquel finde aprovechado que os contaba el otro día.

He visitado el Museo del Bosque de Vinuesa (ya veis que se puede hacer un museo casi con cualquier tema, y de éste saben mucho por la zona, aunque no es el único museo del bosque de España), que lleva abierto un par de meses y, dado que fui a la buena hora de comer, no había nadie, con lo que tuve todo el museo para mí con dos amables (y más) señoritas atendiéndome divinamente.

Allí aprendí muchas cosas de la forma de vida pinariega, del origen de algunas tradiciones, de cómo se explota la madera de los pinos de Soria (sabiais que la mejor madera es la de los pinos enoooormes de casi 140 años?) y que los palillos y cerillas se hacen con madera de abedul, que pesa mucho al cortarse y al perder el agua se quedan en na. Allí también me contaron varias leyendas de la Laguna Negra y descubrí los animalillos y plantas que habitan esos bosques, las rutas, los montes, y el recorrido del río Duero desde lo alto hasta Oporto, con audiovisuales, artefactos interactivos,… En fin, que me entretuve un buen rato musarañeando con el olor a madera y los sonidos del bosque.

También visité las necrópolis medievales de Cuyacabras y Revenga (es sorprendente que enterraran así a la gente en los siglos IX-XI), y anduve hasta el emeritorio de la cueva de San Andrés, la cueva Serena con su cascada, las formaciones pétreas de Castroviejo…

 

cuyacabras

Me pasé por Covaleda y el espacio del Campamento Juvenil donde hace 27 años participé en mi único campamento scout antes de tener que dejarlo por la diabetes (luego lo cambié por campamentos de Cruz Roja, que también tuvieron su aquel). Qué recuerdos volver a ver aquellos rincones. Son los mismos árboles de décadas de años los que vi entonces…

Y para terminar, a la vuelta a casa, me dejé caer por Santo Domingo de Silos, pero no pude ver ni el claustro del monasterio de los monjes benedictinos famosos por sus cantos gregorianos ni el museo de los Sonidos del Mundo que hay en ese bonito pueblo, porque era lunes. Tampoco pude ver las ruinas romanas de Clunia por lo mismo, así que eso lo dejo para otra ocasión.

Las otras fotillos:

Más de la Sierra de Urbión, Peñas Blancas:

 

Peñas blancas

 

cueva Serena

Formaciones pétreas de Castroviejo:

Castroviejo

Cueva de San Andrés:

Cueva de San Andrés

Silencio monástico bajo el ciprés centenario de Silos:

Silencio monástico

Monasterio de Santo Domingo de Silos:

Monasterio de Sto. Domingo de Silos

Vaca lugareña

De mis casitas de tela, la más pequeña, la que usé para la ocasión:

casita de tela2

Estándar

2 thoughts on “Zascandileando por los montes (y II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s