Cortometrajes, Destacados en red, Entretenimientos, Rescatando musarañas, Vaya mundo, Ventanucos

¿Cuestiones de belleza?

He añadido dos interesantes, entretenidos y graciosos cortometrajes al ventanuco automático que podeis disfrutar aquí primero.

Hilando el tema que tocaba el otro día con el cuento “La noche de los feos” ahí van sugerentes ideas acerca de lo físico y lo mental espiritual.

Se trata de estos dos cortometrajes:

La suerte de la fea… a la bonita no le importa“, de Fernando Eimbcke. (Éste me ha encantado por lo bien hecho que está).

Por eso no tienes novio“, de Alejandro Lozano, un clásico del tubo realizado para la campaña publicitaria por la belleza real de Dove.

¿Es la belleza física el complemento ideal de la belleza interior? ¿Darías todo por ser hermos@ aún siendo imbécil? ¿Por qué la anorexia se extiende cada vez más?

¿Y quién no querría todo?

Yo procuro no mirarme mucho al espejo, pero… lo que hay es lo que hay, el término medio. ¿Nos venden fantasía? Y ya se sabe que la belleza está en la mirada de quien mira…

No os los perdais.

Y si hay un clásico entre los clásicos de la cosa del marketing viral en internet es este video, “Evolution“, también para la campaña de Dove, uno de los más vistos de todos los tiempos (con múltiples secuelas) y que ya coloqué alguna vez en el viejo blog. Ya que estamos con esto de las mentiras estéticas. Tomad mentiras photoshopeadas. Así es el mundo en que vivimos: el sueño de otros.

Por cierto, me gusta más la chica al comienzo del spot: tal cual, tan hermosa, tan auténtica…

Estándar

7 thoughts on “¿Cuestiones de belleza?

  1. Quién inventaría los “cánones de belleza”?? En cada sociedad, siglo, continente… son distintos…
    ¿Porqué cerrarnos a lo que unos cuántos se inventan, y que finalmente la sociedad acabamos aceptando como lo bueno, lo bonito, lo que nos hará felices…?

    Cada uno somos un universo. Inventemos cada uno lo que más nos gusta. Y esto no tiene que ser lo mismo en cada momento.
    Porque en realidad la visión física se pierde cuando algo o alguien realmente te entusiasma. ¿No?

    Me gusta

  2. Como siempre, muy buenas adquisiciones.
    Tras algún tiempo de no comentar nada… sigo encantada con tu blog!
    Y gracias por colgar la noticia de la farmacéutica indú, casi nadie nos habíamos enterado!

    Me gusta

  3. Claro, la belleza está en los ojos de quien mira y la mirada no sólo mira con los ojos.

    De todas formas esa cosa que llamamos sociedad se pasa la vida vendiéndonos algo que pretenden llamar felicidad. Ahí está la trampa, que parece que la felicidad siempre es algo que tienen otros. Siempre vamos a querer ser otr@, porque lo difícil es querer ser un@ mism@.

    Vivimos inmersos en una fantasía de felicidad.

    Me gusta

  4. La sociedad nos bombardea con pautas a seguir en todos lo aspectos de nuestra vida (no sólo en cuestiones estéticas), hay que armarse de una coraza a prueba de todo para poder ser uno mismo y defender nuestras ideas.

    Demás está decir que me encantaron los videos…el de la mamá es genial… conozco algunas madres muy parecidas a esta!!!

    Me gusta

  5. Claro, pero la sociedad no es un ectoplasma!! Somos nosotros mismos. ¿Por qué nos dejamos llevar? Te diré por qué: porque es menos cansado que piensen los demás y existen estrategias de distracción.

    Yo me pregunto otras cosas: ¿Por qué es más fácil llenar la cabeza de mentiras que de verdades?

    ¿Será porque, la verdad, de por sí, como dice la canción, no tiene remedio? ¿Será porque la mentira es más fácil de tragar? ¿Será porque la mentira da más dinero?

    La verdad es tan simple y nosotros siempre necesitamos una razón tan trascendental para vivir…

    Me gusta

  6. Es lamentable.
    Parece ser, que la sociedad hoy en día solo te acepta en función de tu aspecto físico.
    Creo que actualmente esto es un mal muy comun.
    Pero donde quedan los valores por los que tanto hemos luchado las mujeres para hacernos valer y respetar?
    Y luego nos quejamos del acoso.
    No lo provocaremos nosotras?

    Me gusta

  7. Mira, la cosa es que todos, absolutamente todos, tenemos este deseo: que nos quieran. Lo que pasa es que no tenemos en cuenta querernos nosotros mismos antes de que nos quieran los demás, y además nos creemos lo que nos dicen que quieren los demás.

    Ya te digo ultimamente, ja: todo es actitud.

    Y en el fondo, en el primer corto, pensamos que tiene cierta razón la chica cuando le habla al sapo. Afortunadamente la mayoría de la gente no vivimos en extremos, somos gente “normal” estéticamente.

    Pero claro, lo queremos todo. Pero ese “todo” debería estar más equilibrado, ser más personal, no una imposición descabellada. Ultimamente me pregunto más por qué tendemos tanto al desequilibrio. Cuestión de termodinámica: el mundo tiende al caos.

    Y en cualquier caso, la belleza es algo insondable, por mucho que nos empeñemos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s