De todo un poco, Hechos verídicos, Suigeneris

Zascandileando por los montes I

Sí, no creais que no puedo pasar sin ordenador. Sólo es un juguete útil y otras cosas me gustan mucho. Y así habeis descansado de blog un par de días.

Este fin de semana he estado zascandileando por los montes. Cogí la mochila y la tienda pequeña y hale, a llenarme de aire puro. No suelo contar mucho aquí mi vida y milagros pero hoy os contaré mi andariego finde, ya que ultimamente leo por ahí de viajeros y turistas, de cómo pasar un verano o de cómo miran los ojos de un turista y los de un lugareño el mismo lugar. Y también de volver a lugares del pasado…

Hacer senderismo sola puede ser una insensatez, como alguien me dijo, y más siendo diabética. Pero yo a veces hago esas cosas y tampoco era subir el Everest. El caso es que he estado por los Picos de Urbión, el nacimiento del río Duero, las lagunas de los glaciares… Dicho así suena muy aventurero, para los que no lo conozcan, pero nada de nada. Patear no más. Hubiera preferido hacerlo con mi novia, pero caminar en soledad por los montes tiene su aquel, y te recoloca algunos muebles en la cabeza. Y, qué va a ser, ella está no más a 10.115 km de distancia!!!!

En fin, es lo que hay.

Si se levanta una temprano no sabeis la de cantidad de cosas que se pueden ver en dos días y medio. Y aquí una pequeña muestra gráfica:

Lagunas Neila 1

La Laguna Negra burgalesa de los viejos glaciares en Neila

cadillac en la laguna

Parece mentira que hasta aquí llegue un Cadillac de una pareja de novios lugareños

Laguna Cascada

huella dinosaurio

sendero señal

urbion2

nacimiento duero

nacimiento duero 2

pien en remojo

laguna negra soriana

Y todo este camino lo recuerdo con horror, esfuerzo y belleza cuando lo hice a lo bestia caminando desde el pueblo de Covaleda hace 27 años!!! Después de aquel día me tiré durmiendo un día entero en el campamento.

Como cambian los sitios cuando vuelves a verlos años después. Era más salvaje, menos devastado, más nuevo… ¿O era yo a los 11 años más inocente?

El sitio es otro, nosotros somos otros…

Pincha aquí para ver la segunda parte de la excursión.

Estándar

17 thoughts on “Zascandileando por los montes I

  1. Guio dice:

    Vuelvo de vacaciones y me encuentro con que has estado por (mis)tierras burgalesas y no he podido ejercer de anfitrión. Espero que, a pesar de que todo cambia y con demasiada premura, lo importante permanezca tamto o más que esas huellas de dinosaurio.

    Me gusta

  2. Lo importante siempre permanece, aunque no nos demos cuenta. Eso es lo malo, que no nos damos cuenta, porque a veces pesa poco, menos que el oro…

    Gracias por la intención, pero es que hay viajes que se hacen hacia dentro. Bueno, ahora que pienso en los términos. Creo que lo que diferencia a un viajero de un turista es precisamente eso: el viajero viaja hacia dentro y hacia afuera, el turista vuelve a su casa igual que se fue, pero con la retina llena.

    Me gusta

  3. O Douro em mero fio de água, que vai ganhando vida e personalidade até se tornar poderoso.
    Conheço bem um outro lago glaciar, Puebla de Sanabria.

    Obrigada pelo link. Indo pelo meu perfil poderás ter acesso aos meus outros blogs.
    Ahhh e as musaranãs teimam não se deixar ver 🙂 não consigo abrir a ligação que deixaste na tua resposta.

    Me gusta

  4. Estuve haciendo esa ruta hace 7 años con un grupo de chavales d eun campamento… ¡y me encantó! Viendo las fotos recordé cada momento vivido: cómo me dolía la rodilla derecha al bajar (la tengo chunga desde hace 10 años)… cómo me impresionó la Laguna Negra… Un sitio precioso… no sé si tengo alguna foto, tendría q buscarla. Besiños

    Me gusta

  5. Pues imagina hacerlo después de 27 años. El mundo, definitivamente, es otro después de tanto tiempo, y nosotros hace rato que dejamos de ser lo que fuimos. Aunque muy a menudo recuerdo una frase de una amiga, que está convencida, y yo cada vez más, de que somos lo que ya éramos a los 7 años.

    La naturaleza nunca me decepciona, pero sí lo que los humanos hacemos con ella.

    Y la Laguna Negra esconde algo en el fondo, seguro…

    Me gusta

  6. Muy chula tu escapada hacia el exterior y el interior.
    La laguna negra tiene mucho de especial… tengo ganas de volver y “perderme” en las sensaciones que transmite.
    Una manera muy buena de recargarse las pilas.
    Un abrazo!

    Me gusta

  7. No, no son cambios, en realidad son transformaciones que no rompen del todo ni acaban con lo que había o éramos antes. Si miras fotos viejas verás cómo te cambia la cara, el cuerpo. Haz si puedes el ejercicio de ver antiguos escritos tuyos hechos a mano, y viendo cómo tu forma de escribir es otra, pero es básicamente la misma, ves el cambio de tu intelecto. Tenemos la misma letra, tenemos la misma cara, lo que no es lo mismo es lo que arrastramos, el aire que nos ha dado en la cara, el sol que nos ha cegado los ojos, las experiencias que nos rectifican ahora el pulso.

    Me gusta

  8. Pingback: Zascandileando por los montes (y II) « Mirando las musarañas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s