LGTBI Colectivo, Musicales, Sonorama, Ventanucos

Tal para cual, sin miedo

La gente está llena de clichés, prejuicios y… gustos. Yo también tengo los míos, pero no suelen ser tan dañinos como los que enarbolan otros como banderas de la ética y la moral. Esos que quizá esconden bajo las alfombras de sus casas un montón de mugre. Si quieren hablar de gustos y opiniones que hablen, pero no sé por qué lo llaman de otra manera.

Sí, es lo que tiene el haber vivido con la absoluta convicción de que lo que te contaron, lo que aprendiste… iba a misa, nunca mejor dicho. Sin cabida a ninguna duda ni pregunta.

Así construyeron su ética. Así lo construyeron para los demás mortales, basándose en el miedo. Porque el miedo es un sentimiento muy básico y el miedo a poder ir al infierno hizo a muchos quedarse parados, callados, sin preguntas. La supuesta autoridad siempre tiene razón. Y la ignorancia que propaga esa autoridad, ya se sabe, siempre ha sido atrevida.

Cuando creces, un día te das cuenta de que quizá tus padres no tenían siempre la razón. Que no eran infalibles, incluso ni fiables. Sin embargo hay quien jamás pone en duda ciertas autoridades. Si uno pone en duda una autoridad tiene que ponerse a pensar por sí mismo y eso requiere mucho esfuerzo.

En fin, me voy por las ramas, si total yo lo único que quería era poneros un pequeño video de Juan Sinmiedo (ahora Juan Guillén) donde puede verse como los niños disfrutan de una canción que entienden tan facilmente con tan fácil explicación. Luego son los que son los que retuercen sus inteligentes mentes con mediocres explicaciones.

Menos mal que la estrategia del miedo ya no es lo que era en este tema. Ahora el miedo viene por otro lado porque la cosa sexual ya está muy vista y la gente tiene otras muchas cosas en la cabeza, no como ellos. Y claro, si ya no tienes a las gentes agarradas por los cojones -entiendan la expresión- a los humanos de a pie les da por ser felices viviendo su propia vida -que sólo es una-, con errores y aciertos, qué se le va a hacer. El miedo de ellos siempre viene por la parte baja, por ahí abajo, pobres, por mucho que quieran hablar de no sé qué moral. Y luego están los que se creen muy rebeldes cuando la ética me da a mí que es lo último que les importa. En fin, serafín

La canción se llama Tal para cual (junto a Carmen París), y así de fácil puede ser impartir educación… para la ciudadanía o para las matemáticas, aunque esto es una simple canción escogida por un grupo de niños inteligentes. Uno más uno, dos.

Ahora que lo pienso, cuanto miedo debe dar perder la autoridad y el poder.

Pues eso, sin miedo… disfruten.

Estándar

3 thoughts on “Tal para cual, sin miedo

  1. Según los cánones de los “normales” muchos de nosotros vamos o íbamos por el camino equivocado y debíamos terminar mal. Mis padres ya me lo decían…
    El resultado ha sido bien distinto, sus ejemplos se han ido desmoronando, la iglesia los ha traiccionado, sus principios se han vuelto caducos y sin contenido, y, lo que es peor, su vida, la de tantos años, se ha demostrado falsa e hipócrita.
    Muchos son los que les esconden tanta falsedad, aun se les teme o respeta, aun se les deja dirigir nuestro futuro. Y me río de ello, debemos reirnos, no respetarlos, escupirles la verdad e insultarlos hasta que lloren de desesperación, hasta que se hundan en su mierda para que no seamos nosotros los que la heredemos. Ya tendremos la nuestra y nadie nos la esconderá ni perdonará.

    Me gusta

  2. mira, la verdad es que las cosas que se esconden son difíciles de seguir y aprender en su normalidad… yo nunca fuí tan estúpida de creer que la homosexualidad era un “virus” (pasé por el foro, no te predono el link… puaj!), pero si me costó pensar en que DA LO MISMO si te gustan los hombres o las mujeres… cuando una amiga me dijo que tenía una novia y las vi, y sentí como se querían me enteré realmente de verdad que era NORMAL… me da vergüenza contarlo, porque en esa época pensé en la hija de mi amiga… juajajajaja como si ha alguien pudiera dañarlo ver a su madre feliz y enamorada! yo que no le pregunté nada de cuando se enteró que el marido tenía amante… Ay!
    Lo del nombre mejor lo dejo… no lo comento porque eso si que es una oportunidad más de la iglesia de no quedar de estúpida que se pierde. Y que conste que con este post fuiste TU la que me sacó “los choros del canasto” (me piqué)… eso.
    Yo hago normalmente como que ese lado del mundo no existe.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s