Cinefilias, LGTBI Colectivo, Ventanucos

Transamerica, un comienzo

Pues ya veis, inauguramos esta nueva andadura musarañera con un festín cinéfilo para tod@s. Una película que les hará pensar, entretenerse y hasta divertirse. No les defraudará en absoluto, a no ser que sean fieles televidentes de programas basura… o incluso les gustará si es así, ahora que lo pienso…

La peli en cuestión es TRANSAMERICA, en VOSE. Un tema muy actual en mi nueva vida, por si no se han percatado.

Transamerica cartel

A partir de ahora quiero regalarles una peliculita de interés a la semana, junto con un documental y, si puede ser, alguna otra delicia visual, de las que nos hacen estremecer, aprender o reflexionar así, como quien no quiere la cosa…

Que ustedes lo disfruten!

(Si tienen algún problema para visionar el video, es posible que se resuelva simplemente registrándose gratuitamente en la web de VK)

Sinopsis: Bree es una transexual, un cuerpo de hombre en pleno proceso de transformación para convertirse en mujer. Trabaja como camarera para ahorrar suficiente dinero y así poder pagarse la operación de cambio de sexo que le convertirá definitivamente en lo que siempre ha sido, una mujer. Sin embargo por una llamada telefónica descubre que tiene un hijo adolescente y con problemas en Nueva York, fruto de una relación lejana en la universidad cuando todavía era un hombre. Aunque prefiere olvidarse del tema es obligada por su terapeuta a conocer a su hijo. Bree viaja a Manhattan para buscarlo y juntos emprenden un viaje hasta Los Ángeles, viaje lleno de sorpresas que sirve para que los dos se conozcan y Bree se descubra a sí misma…

Ficha:

  • Director Duncan Tucker
  • Guión Duncan Tucker
  • Música David Mansfield
  • Fotografía Stephen Kazmierski
  • Reparto Felicity Huffman, Kevin Zegers, Fionnula Flanagan, Graham Greene, Burt Young, Elizabeth Peña
  • Productora IFC Films
  • Premios 2005: 2 nominaciones al Oscar. Mejor actriz (Felicity Huffman), canción original 2005: Globos de Oro: Mejor actriz. 2 nominaciones 2005: National Board of Review: Mejor actriz 2005: Festival de Tribeca: Mejor actriz (Felicity Huffman) 2005: 2 nominaciones Critics’ Choice Awards: Mejor actriz, canción

Aquí teneis el enlace a la película, en versión original subtitulada.

Estándar
De todo un poco, Suigeneris

¿Volverán las musarañas?

golondrinas

Sí, como las golondrinas esta primavera (mis vecinas han vuelto a su nido, por cierto).

Sé que soy reincidente, que no es la primera vez que insinúo esto de reavivar el blog de las musarañas, ese entrañable hijo que di a luz hace ya más de doce años y que tantos buenos momentos me ha dado a mí y, espero, a más de un@ de sus lectores. Tuve otros hijos de la misma madre, pero con otras personalidades, lo que hizo de las musarañas, al ser el primogénito y el más espabilado, mi hijo preferido.

Para los que no sepan de qué hablo, les diré que este blog, “Mirando las musarañas”, era y es un espacio que abrí para compartir las cosas que me parecían interesantes que encontraba por la red, además de reflexiones y opiniones sobre los más diversos temas, aunque la cosa se hizo prolífica, sobre todo, en asuntos musicales y cinéfilos, y que dió origen a interesantes conversaciones, tanto polémicas (con mis queridos trolls internaúticos) como de caracter amable, con lectores que acabaron siendo amistades más que virtuales, cosa que agradezco enormemente. He de decir también que el blog dió otro fruto más discreto: la creación no oficial del verbo musarañear (=explorar, investigar) y la del sustantivo musaraña (=post del blog, tema de interés).

Uno de los calificativos más descriptivos y agradables que dieron a mi blog fue el de “bazar persa” (gracias, Pal), precisamente porque era un lugar donde podías encontrar de todo y pasar entretenido una tarde de domingo aburrido, y que además no se perdía en el espacio sideral, como el resto de fastfood que tanto consumimos en internet. Era como una revista muy tocha donde podías encontrar algo de tu interés aunque hubieran pasado meses o años.

Es lo que tiene un blog a diferencia de cosas como Facebook. Funciona como una bitácora bien organizada cronológicamente, un almacén antiguo, un colmado ordenadito y practicamente eterno (salvo alguna que otra pérdida de fuentes y actualidad obvias).

Bien, pues este es precisamente el mal que ha hecho Facebook a los blogueros,… o al menos a mí. Cuando nos abrimos una cuenta de Facebook y comenzamos a usarla con asiduidad (y la mía creo recordar que la abrí cuando FB todavía estaba sólo en inglés, no tenía chat ni otras muchas funciones, y durante mucho tiempo tuvo apenas tres o cuatro amigos, por lo que estuve varias veces a punto de cerrarla). Esto derivó en la incorporación de más amigos y conocidos (he de decir que todos conocidos físicamente o cercanos a estos, y muy rara vez personas absolutamente desconocidas, además de algunas celebridades de mi interés) y en comenzar a compartir con más frecuencia las cosas que antes colocaba en el blog. Gran error.

Seguir leyendo

Estándar
Suigeneris

La fotografía

De eso se trata, de ver lo que nadie ve, de mirar desde un ángulo propio… Se trata de descubrimientos, rescates, de hacer arqueología del presente, de excavar la realidad con la mirada, de hacer sonar lo invisible, de hacer vibrar lo sólido como si fuera líquido, de dar eco a sonidos que vibran ocultos en todo…. Silencios que se vuelven susurros que se vuelven voces que se vuelven gritos que se vuelven aire… Aire que golpea en la cara, que revuelve el pelo, que araña la piel, que acaricia las manos, que ciega los ojos o calma el calor…. Y, a veces, es capaz de sacudir las entrañas tan sutilmente, de hurgar en el cerebro tan suavemente…

Aire en la mirada…

Sepultado
(Foto de Ann O’Nima – “Sepultado“)

Estándar
Musicales, Sonorama, Ventanucos

Sun Kil Moon

Hacía tiempo que no os traía un poco de nueva música.

¿Nueva? Bueno, en realidad no suena nuevo, pero sí es un nuevo nombre en las musarañas.

No importa que no sea nuevo. Lo importante es que toque de nuevo alguna fibra…

Sun-Kil-Moon-608x291

A la primera oída se me ha aparecido el espíritu de Nick Drake… Inevitable… y reconfortante.

Pero a pesar de no haber suicidios drakenianos, hay muerte de jóvenes boxeadores… De ahí el nombre de Sun Kil Moon, el apodo del americano Mark Kozeler.

Todo ronda al final el mismo viaje… el único viaje que hacemos: vivir hasta morir.

Basta escucharlo y entrar en un suave trance…

“Folk a fuego tan lento que nunca te quemará. La temperatura ideal para encontrarte en el cobijo que llevas meses buscando. Como si por fin volvieses a casa tras largo tiempo fuera…”  Hipersónica

Estándar
De todo un poco, Hechos verídicos, Suigeneris

Yo, sola-mente

Soy un talento desaprovechado, porque nunca llego a ser lo que soy.

talentos

Estándar
Destacados en red, Hechos verídicos, La gente, LGTBI Colectivo, Recomendados, Vaya mundo, Ventanucos

¿Orgullo gay?

Este evento lo llaman así, pero ya desde el principio es sesgado y confuso.

Hoy en Madrid se celebra el final de la Semana del Orgullo Gay, con una manifestación lúdico-reivindicativa en el centro de la ciudad. Sí, es una forma de abreviar, pero, al final, de tanto abreviar, se pierde la esencia, el mensaje, la verdad.

puño lgtb

Para la mayoría de la gente corriente, el común de los mortales, este acto es el único que existe en esta semana y se resume en cuatro imágenes que salen por la tele: travestis, locas, chulazos y juerga.

Hay eso, sí, pero me atrevería a decir que esas cuatro imágenes son la minoría del colectivo LGTBI del mundo. Y no estoy en contra de ello, para nada, al contrario, lo comprendo. Sólo es que son los que están, pero no están todos los que son. Es decir, están, pero no salen en los medios. Y lo que no sale en los medios no existe.

Bien, llegados a este punto, quiero daros un poco de información al respecto. Y esto lo cuento para la mayoría y para los propios LGTBI que odian esta manifestación multitudinaria.

Comencemos por el propio nombre: ORGULLO.

Antes de nada, aclaro, yo no me siento orgulloso de ser trans. Como tampoco me siento orgulloso de ser español, diabético, moreno o de Madrid. Sólo me siento orgulloso de lo bueno que puedo haber logrado por mí mismo para dar al mundo, que no sé si es mucho o poco.

Pero, ¿por qué se denomina ORGULLO? Sencillo: porque hasta ahora nos habían dicho que éramos una mierda de tercera categoría. Y como tales nos trataban. Y como tales debíamos sentirnos. Hasta que un día, el 28 de Junio de 1969 (trece días antes de mi nacimiento, por cierto), a unos gais y trans de un local de Nueva York se les inflaron las pelotas por ser tratados como mierda y montaron un pollo descomunal en el barrio y, poco a poco, la gente se fue sumando. Y de ahí al mundo mundial.

Pues bien, vista la forma en que los trataban, comenzaron a reivindicar con la estrategia de compensación.

¿Que dicen que soy una mierda? Pues voy a sentirme descomunalmente orgulloso de lo que soy de verdad. ¿Que creen que debo estar escondido debajo de las piedras? Pues voy a mostrarme exageradamente yo. ¿Que creen que no puedo mostrar en público mis afectos? Pues voy a morrearme con el primero que pase hasta que se me caiga la lengua. ¿Que es mejor que no haga ruido? Pues voy a cantar y bailar con la música bien alta hasta que se rompan las calles. ¿Que debo sentirme avergonzado de ser yo? Pues voy a hacer una gran fiesta de lo que soy. Y además, de esta manera, voy a exigir que me traten como a una persona humana, un ciudadano de primera categoría, como a todos los demás.

Y ahí llegamos a la segunda palabra: GAY.

Cuarenta y cinco años después, las cosas han cambiado, sí. Ahora sólo somos tratados como mierda de segunda categoría. Y no todos, porque este colectivo abarca a personas diversas: lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI). Las lesbianas y los gais son de segunda A y los demás de segunda B regional. Algunos, ni existen…

Para el común de la gente, esto les suena a ciencia-ficción, porque es lo que tiene la normalidad, que no sólo se cree única, sino también lo mejor. Pero claro, la normalidad no abarca todos los aspectos de nuestra vida, sólo algunos. Y ahí llegamos al sexo, una de las cosas más sobrevaloradas de nuestra sociedad… Básicamente, ese es el problema de nuestra discriminación y el origen de tantos crímenes. Repito: crímenes.

Pero no me quiero enrollar mucho más, porque sobre esto hay carrete para rato. Así que, tal vez, continúe otro día…

Ahí os dejo el videomanifiesto de este año, que os dará muchas claves de lo que está sucediendo.

Porque no todo es juerga y colorines, por desgracia. Y la fiesta es sólo el final de una larga semana de eventos reivindicativos, culturales, educativos… que se celebran en todo el mundo… donde pueden realizarse.

FELIZ ORGULLO LGTBI !!!

Estándar