Documentales, La gente, Musarañas viajeras, Recomendados, Vaya mundo, Ventanucos

Las vueltas de la vida

Las vueltas que da la vida… y las gratificantes sorpresas que te llevas cuando superas ciertos miedos y sales de tu zona de confort.

Hace un tiempo que sigo de Pablo, de Bikecanine, un bombero de Protección Civil en Gijón especialista en rescate con perros. Hace unos años dejó su trabajo fijo e inició su proyecto Bikecanine para recorrer el mundo en bici junto a su perra adoptada Hippie, con la intención, además de viajar y conocer, de promover causas solidarias y canalizar los fondos recaudados. Ha dedicado proyectos a la donación de médula, el cáncer de mama y ahora, en su último proyecto Rumbo Este, para promover la adopción de perros y gatos.También organiza encuentros con otras personas que quieren llevar a cabo proyectos de este tipo o similares. Para todo ello se ha embebido y ha aprendido mucho de los diversos recursos disponibles hoy en día: gestión de redes sociales, diseño web, edición de vídeo, etc.

Pues bien, para no enrollarme mucho (toda esta información la tenéis en su web), fijaos lo que le ha ocurrido en estos últimos días de su peripecia Rumbo Este, concretamente en Albania, que es donde se encuentra estos días.

En las últimas semanas se ha añadido al duo, Laia, una amiga fotógrafa… y Moco, una bebé gatito, que no han podido evitar recoger por el camino y que está encantada de viajar con ellos, como si lo hubiera hecho toda la vida.

Hace unos días el tiempo amenazaba con fuertes tormentas e inundaciones en la zona. Esa noche no encontraban un lugar donde dormir y cobijarse, ya que tampoco podrían acampar con las tiendas o seguir pedaleando. La cosa pintaba feo…

Seguir leyendo

Estándar
Cinefilias, Documentales, Recomendados, Ventanucos

El odio a la lentitud

Es curioso que estando, como estamos, en la era de la imagen, de las pantallas y pantallitas, muchas personas pasen por alto este tipo de sensaciones, de experiencias visuales, cuando quieren ver una película.

Esta circunstancia yo la traduzco como ODIO A LA LENTITUD, como causa principal, ya que también hay experiencias de este tipo que pueden ser trepidantes y esas sí son aplaudidas por el público en general.

Por lo general me he encontrado como respuesta, que la gente va al cine a reír, a llorar, a tener miedo… INTENSAMENTE y no a “perder el tiempo” o quedarse dormido. Tenemos la idea de que lo lento, lo contemplativo, es aburrido y además no hay ganas de pensar, porque pensar es un coñazo y requiere algún tipo de esfuerzo. Pero no se trata de pensar, ni de esforzarse, sino de dejarse llevar a otro nivel más profundo de nosotros mismos, un nivel en el que los sentidos, en perfecta unión, alcanzan el “sexto sentido”. Y en ese nivel, el paso tiempo suele ser otro ¿Es eso lo que aterra al espectador?

Ese nivel, en cuanto a experiencia visual, para los que no soportan la lentitud del tiempo en el cine, puede solventarse con la imagen fotográfica, el “instante decisivo” de Cartier-Bresson, pero entonces tendrían que poner ustedes la música y la historia detrás con su propio reloj, cosa que requiere de imaginación y bagaje.

Vean estos docus (recomiendo activar los subtis), acerca del cine de Tarkovski y tal vez les de ganas de entrar en el cine a disfrutar de otro concepto del tiempo y el disfrute en una pantalla.

Y no teman por sumergirse en algo más profundo que estar siempre queriendo flotar en la risa continua y la velocidad vertiginosa de los tiempos.

Recuerden que la belleza está en todas partes, pero es algo infrecuente. Con la rareza del mundo, un mundo que no es más que nuestra propia, personal e intransferible mirada.

Cuanto más abrimos los ojos, más fácil es que entre alguna maravilla.

1- DOCUMENTAL EN CULTURA INQUIETA

2- DOCUMENTAL EN YOUTUBE:

Estándar
De todo un poco, Destacados en red, Hechos verídicos, Musarañas sonoras, Recomendados, Suigeneris

El gusano de Internet

Hace años, cuando decía que andaba en internet, alguna gente me preguntaba que qué había ahí, que como es que hablaba con desconocidos, que cómo es que pasaba ahí tanto tiempo, que cómo es que no veía la TV… y estúpidas cosas por el estilo.

 

Por aquel entonces, la mayoría de la gente que me rodeaba no se había metido nunca en la red, era algo para gente rarita. Apenas nadie tenía un ordenador en casa y eso que yo llegué bastante tarde, porque, durante mucho tiempo, me resistía a tener un PC, ni siquiera para escribir, y me aferraba a mi máquina de escribir.

 

Pero por esas cosas de la vida llegó un ordenador a mi mesa, sin internet ni nada de eso, cuando no existía windows y había que aprenderse comandos y tal. Así que comencé a usarlo para escribir y guardar textos y poco más, y guardarlos en esos floppys ligeros y frágiles. (Porque he de recordar a algunos que un ordenador se puede usar sin internet).

 

Al poco llegó internet a mi casa, con esos modems de llamada telefónica y velocidad de crucero a remos…. Es entonces cuando me hacían esas preguntas estúpidas que comenté. Los chats se hacían por IRC, con comandos para todo, y me metí en una comunidad temática (porque ya existían las redes sociales) y allí hice algunos grandes amigos que aún conservo.

 

Yo siempre fui un ratón de biblioteca y cuando descubrí internet me convertí en un ciber-ratón, buscando aquí y allá cosas variopintas para descubrir y compartir. Eso sí, nunca me dio por los juegos ni las consolas. Salvo un extraordinario y sencillo jueguito de ajedrez que teníamos en el PC de la facultad y que algunos amigos recordarán.

 

Es entonces, hace casi dos décadas, que inicié mi andadura bloguera, con estas musarañas… y llegué a tener hasta cinco blogs de distintas temáticas, que ahora están abandonados y perdidos en el espacio sideral. Entonces abrí una cuenta en Facebook, cuando todavía estaba todo en inglés y sólo tenía dos amigos. No le hacía mucho caso, claro, y hasta estuve a punto de cerrarlo varias veces.

 

Pero luego todo evolucionó, FB evolucionó… Y mató mis blogs (comencé a tener ahí más amigos y a compartir un sucedáneo de musarañas en FB) y sobre todo… las compañías que fabrican teléfonos (que cada vez eran más y más pequeñitos) encontraron un filón haciendo el móvil con más utilidades que la de hacer llamadas. Introdujeron internet en la vida de más gente. Y los móviles comenzaron a ser más y más grandes…

 

Ahora hay gente que no conoce internet más que en el móvil. No han conocido apenas internet en una pantalla como debe ser, con webs en todo su esplendor de diseño. Por eso a mí no me gusta navegar en un móvil. Me parece una mierda, y sólo lo uso para pequeñas cosas. No ando pegado al móvil mirando vídeos enviados por whatsapp, ni estoy en grupos guasaperos mirando tontunas. Eso ya es historia, después de haber sufrido aquellos miles de powerpoint que te enviaban por email.

 

Bueno, todo este rollo iba porque quería contaros alguna cosa que me encanta de internet y que es difícil de encontrar fuera de él.

 

La cualidad de internet que más me fascina es…

 

Seguir leyendo

Estándar
De todo un poco, Destacados en red, Documentales, La gente, Recomendados, Suigeneris, Vaya mundo, Ventanucos

Mi nacionalidad

Últimamente me resulta incluso triste tener que explicar esto. Entre otras cosas porque se me hace incomprensible que se siga hablando y debatiendo sobre algo tan elemental.

Ésta es mi bandera:

bandera

Parece bastante sencilla, ¿verdad? Y además, hermosa, muy hermosa.

Seguir leyendo

Estándar
Cinefilias, FasCineClub

Un mundo raro

AVANCE DEL CICLO DE ABRIL

Ya está listo el primer ciclo de FasCineClub, que comienza este mes de abril.

Lo he llamado:

“Un mundo raro”

Somos raros. La especie humana es rara, hace cosas raras. Estamos rodeados de gente rara. ¿Quienes son realmente los raros? ¿Ellos? ¿Nosotros? La realidad es rara, más que la ficción. Y al final no hay quien distinga una de otra. En definitiva, vivimos en un mundo raro, raro…

Podría haber elegido otros títulos, pero he escogido estos para inaugurar el club:

El documental

En primer lugar, un documental peculiar y, en su momento, escandaloso, Mondo cane” (Perro mundo, 1962). Bajo firma italiana se nos presentan, habilmente hiladas, diversas situaciones, costumbres y singularidades del ancho mundo, asegurándonos que no están trucadas y que son absolutamente verídicas. Siempre nos quedará la duda, aunque, como dice el dicho “there’s nowt so queer as folk…”, no hay nada más raro que la gente.

Se hizo una segunda parte en los 80, pero con ésta hay suficiente. Tengamos en cuenta que ya tiene años, que la grabación no es perfecta, así como los subtítulos. Pero no deja de ser una cinta sorprendente y bizarra.

ADVERTENCIA: No apta para almas hipersensibles.

Aquí teneis la ficha IMDb.

MONDO CANE

Las películas

La primera peli elegida es el clásico “F r e a k s” (La parada de los monstruos, 1932). Una inquietante visión de los seres humanos llamados “fenómenos” (lo que derivó en el actual friki). Un film de culto donde la pregunta es: ¿quienes son los realmente raros, los realmente inhumanos?

Aquí, la ficha IMDb

freaks

La segunda, por orden cronológico, es otra que nos queda muy bien hilvanada con la anterior: “T h e   E l e p h a n t   M a n” (E l   h o m b r e   e l e f a n t e, 1980). El siempre raruno David Lynch nos muestra que debajo de toda “rareza” siempre puede haber un ser humano como tú… y que debajo de todo “normal” puede haber una “rareza”…

Aquí la ficha IMDb.

the-elephant-man-poster

Y la tercera es un paseo por un mundo inquietante. Una visita a un mundo raro… o, tal vez, un mundo más familiar de lo que parece. Seguro que más de una vez te has sentido un raro en el mundo. Esta peli no te dejará inerme en el sillón, pero quizá te retuerzas en tu cómoda vida.

Se trata de la noruega D e n   b r y s o m m e   m a n n e n” (El inadaptado, 2006).

Aquí, la ficha IMDb.

Den brysomme mannen

Y después de ver esta selección al completo, ¿sabes ya quienes son los raros? ¿Eres capaz de decir que este mundo no es raro y que no está lleno de rarezas? ¿Es realmente absurda nuestra imaginación? ¿Hay otros mundos más raros que éste?

Espero que te haya gustado esta primera sesión. No dudes en comentar y sugerir. Gracias.

Estándar
Cinefilias

FascineClub

proyector cine

Ya sabeis de mi afición cinéfila. Por eso quiero compartir periódicamente algún título o ciclo de pelis, cual cineblub, filmoteca o como quieran llamarlo.

Una cuidada selección de películas de todos los tiempos serán compartidas en este FasCineClub semanal, quincenal, mensual… ya veremos de qué manera. Sólo teneis que ir a la página para ver toda la información necesaria para estar en el club.

Se admiten sugerencias de temática, títulos, directores, actores, etc… Pero no esperen cine de palomitas, gracias.

Para todos los musarañeros a los que les fascina que les cuenten historias.

Estándar